Banfield, una mujer al poder

Cuando el 7 de octubre, Lucía Barbuto asuma como presidenta del Club Atlético Banfield se dará uno de esos momentos históricos para la sociedad argentina y futbolera.

Barbuto, de 33 años, asistente quirúrgica y a punto de finalizar la licenciatura en obstetricia, será la segunda mujer presidente de un club de Primera División. Sucederá en el cargo a Eduardo Spinosa quien no se presentará para la reelección; al vencerse los plazos para presentar listas y ante la negativa de la oposición, la elección no se llevará a cabo y así, Lula, como la llaman en el club, conducirá el destino del “Taladro”.

Barbuto asumirá como presidenta el 7 de octubre. De niña en la tribuna y hace más de una década colabora con el club donde actualmente se desempeña como revisora de cuentas.

Hace casi cincuenta años que no se daba un hecho similar para un club de Primera: en mayo del 71´ Platense quedó sin conducción cuando su presidente y vice (Juan Santiago y Salomón Fainstein) renunciaron a sus cargos dejando al club navegando sin rumbo económico y futbolístico. Natividad Gallego de Marcovecchio se hizo cargo del “Calamar” en poco más de un año aunque no pudo evitar la debacle financiera: Platense quedó sumido en una grave crisis y hasta perdió su cancha de Manuela Pedraza y Cramer.

Natividad Gallego. Foto: El Gráfico.

No tan lejano en el tiempo en 1995, Edith Pecorelli se convirtió en la primera presidenta en la historia de Temperley que por ese entonces estaba al borde de la quiebra; en dos años de gestión, Pecorelli logró evitar el remate del club. En 2003, Gladys Ruifernández por San Martín de Burzaco y Valeria Cisneros quien asumió en Central Ballester en 2011, también formaron parte de ese puñado de ejemplos que afirman que la mirada de la mujer es posible en un ambiente dirigido por hombres.

Ojalá llegue el día que noticias como las de Barbuto ya no sorprendan a nadie.

 

EMAIL
INSTAGRAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *