Valentín Alsina: El Malevo que murió dos veces

Algunos vecinos decían que era feo, otros apenas conocían sobre su historia pero lo veían todos los días como parte del paisaje urbano, otros tantos sabían sobre su leyenda y celebraban que engalane así de fuerte al barrio: se trata del Tigre Millán quien puede haber muerto dos veces (esta última el pasado fin de semana) cuando su escultura fue quitada de su lugar para ser emplaza donde no estorbe el proyecto venidero: construir un retén policial.

                                                                                                         ***
En octubre de 2013 el artista José Perera creó El Malevo, una escultura de ocho metros de largo de un brillante metal: de ojos pícaros e intimidantes, sombrero y pañuelo tanguero y rasgos inquietantes; fue por un puñado de años la carta de presentación de aquel que baje por el Puente Alsina y pise Provincia. El lugar que habían elegido las autoridades no era casualidad: del lado de Provincia, Valentín Alsina, más allá Pompeya, ambos lugares históricos y tangueros donde transcurrieron historias sobre cuchilleros, aquí es donde hace pie la figura del Malevo o Tigre Millán quien cuentan, vivió hacia el 1900 en lo que era Barracas al Sur (Avellaneda), trabajaba en el frigorífico La Anglo (La Boca) y frecuentaba cuanto boliche le ofrezca lo de siempre: milonga, riñas de gallo, bebida, tabaco, mujeres. Pero el Tigre Millán quiso a la mujer equivocada (la amante del jefe de policía de La Boca) y ésta al no corresponderle le dio un escarmiento: dos policías de civil lo ultimaron de un par de disparos. Tipica historia de cuchillero,  suficiente para atravesar el tiempo y volverse mito barrial.

El Malevo, obra del escultor José Perera. Foto: Gustavo Ortiz.

                                                                                             ***

Ahora el monumento del Tigre Millán yace ¿temporalmente? en un descampado y espera mejor suerte; dicen que será trasladado al Parque Eva Perón (Lanús); con todo, un mito urbano que busca un lugar para que ese temible olvido no se lo engulla mientras, la inseguridad acecha. ¿Cultura o seguridad?

Domingo 01 de julio, El Malevo es removido junto con las esculturas de ñps Bailarines de Tango, emplazadas en una rotonda a pocos metros del Puente Alsina

 

Por ahora el monumento yace en un descampado mientras definen su futuro. Foto: Fernandez Alejo.

                                                                                              

 

                                                                                                       ***

El Tigre Millán (1934)

Letra y Música: Francisco Canaro

Picao de viruela, bastante morocho,
encrespao el pelo lo mismo que mota
un hondo barbijo a su cara rota,l
e daba un aspecto de taita matón.

De carácter hosco, bien fornido y fuerte
afrontó el peligro cual bravo titán,
jamás tuvo miedo ni aún ante la muerte
porque era muy hombre “El Tigre Millán”.

Pobre Tigre que una noche en Puente Alsina
dos cobardes lo mataron a traición.
Era guapo, de esos guapos más temidos
que la punta desgarrante de un facón.

Mala suerte, pobre Tigre, siempre tuvo
en cuestiones de escolazos y de amor.
Pues no era bien parecido
y fatalmente metido con la mujer que adoró,
nunca fue correspondido
y ella al fin lo traicionó.

Cuentan que una noche,
bramó como fiera
en un entrevero,
que hasta hoy se comenta.

Repartiendo hachazos, ¡era una tormenta!
Mostró su coraje venciendo a un malón.¡
Parece mentira, que hombres de tu laya
mueran siempre en manos de un ruin cobardón!¡
Hoy la muchachada, Tigre, te recuerda

EMAIL
INSTAGRAM

Un comentario en “Valentín Alsina: El Malevo que murió dos veces

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *