Santa Catalina, la joya natural atrapada en el tiempo

 

Existe un lugar donde se puede esperar el tren y escuchar el canto de los pájaros: es posible porque la zona está sumergida en una reserva natural.
La estación Santa Catalina se encuentra en Llavallol, a unos pasos del centro de Lomas de Zamora y poco cambió desde que en agosto de 1886 fue inauguraba por la empresa Ferrocarril Provincial (luego FC Oeste). El andén conserva el típico estilo de construcciones inglesas de la época. Rieles, boleterías y señales viales se mantienen inalterables como si el tiempo se hubiese detenido para siempre.

Estación Santa Catalina. Imagen: Betiana Fernández.

 

Estación Santa Catalina. Imagen Betiana Fernández.

***

Antes del tren, en 1825, se estableció una colonia agrícola por iniciativa del por entonces presidente Bernardino Rivadavia que devino en la primera escuela de agricultura del país.

Con el tiempo, la zona se completaría con una frondosa reserva natural que el gobierno provincial la declaró, en 2011, patrimonio histórico municipal: allí hay más de 700 hectáreas de espacio verde que incluye bosques implantados a finales del siglo XIX.

Reserva Natural Santa Catalina. Imagen: Nicoban87
Vista aérea de la reserva natural Santa Catalina.

El único ramal que transporta pasajeros recorre, sin escalas, Haedo – Temperley. El trayecto es el mismo desde hace un siglo.
Mucho ha cambiado desde entonces, excepto la estación Santa Catalina.

Estación Santa Catalina. Imagen: Betiana Fernández.

 

Estación Santa Catalina. Imagen: Betiana Fernández.
Estación Santa Catalina. Imagen: Betiana Fernández.
Suscribite a Homenaje
EMAIL
INSTAGRAM

3 comentarios en “Santa Catalina, la joya natural atrapada en el tiempo

  1. Hola buenas tardes, si es un buen homenaje, pero hay mas historias de ahi, que no son tan lindas, aunque es real que se debe rescatar, la historia completa de Santa Catalina! hay un libro sobre los fundadores y pobladores de LLavallol, donde se cuenta esa historia, es muy interezante. hasta creeria fue romantico tambien.

    1. Olga, gracias por acercarte a esta historia. Sí, un lugar con más de un siglo de vida nunca está exento a los vaivenes socio políticos del país. En 201O, hubo cierta iniciativa de algunos vecinos de escribir un libro para contar la historia de la localidad. Tal vez es el que indicas.
      Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *